"No esclavos sino hermanos".

 Mensaje del Papa Francisco con motivo 
de la Jornada Mundial de la Paz 1 Enero 2015.