Para reflexionar este verano: "Se necesitan alfareros de cántaros rotos".

"Lo bueno de las vacaciones, además de viajar y descansar, es el tiempo que se saca para uno mismo. Tiempo para leer, para pasear, para esos cafés con libro que me encantan; para sacar fotos, para estar con los míos y para hablar con muchos amigos..."

 En este tiempo te ofrecemos la siguiente reflexión. Ver aquí.