Incrementan las declaraciones en que se marcó la X de la Iglesia.