Rezamos unidos en tiempo de coronavirus.