EUCARISTÍAS:    
9 de la mañana y 7 de la tarde.                   
Rito de la ceniza en tiempo de pandemia: El sacerdote pronuncia una sola vez: "conviértanse y crean en el Evangelio".  A continuación se limpia las manos. Se coloca la mascarilla e impondrá la ceniza acercándose a cada persona, como en la distribución de la comunión. Para recibir la ceniza se inclina la cabeza y el sacerdote deja caer la ceniza sobre su cabeza, sin decir nada.